¡¡SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES!!

Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter! Síguenos en Youtube! Síguenos en Instagram! Síguenos en Telegram!
Countdown

miércoles, 20 de abril de 2022

JUEVES SANTO 2022. LA PROCESIÓN DE PAZ Y CARIDAD QUE NECESITÁBAMOS VIVIR

Cuando se cerraron las puertas de la Parroquia de la Virgen de la Luz el 29 de Marzo de 2018, albergando en su interior todos los pasos que acababan de desfilar en la Procesión de Paz y Caridad de aquel año, nadie en su sano juicio podía siquiera imaginar que el Barrio de San Antón no sería testigo de algo parecido hasta 4 años después. Pero la realidad, como en tantas ocasiones, supera la ficción y las circunstancias y vicisitudes vividas en 2019, 2020 y 2021, no las hubiese planeado ni el mejor guionista. Años de dolor e incertidumbre. Mejor no incidir en ello, pues de todos es ya sobradamente conocido.

14 de Abril de 2022. Jueves Santo. Llegó, por fin, el ansiado día. De nuevo las puertas de la Parroquia volvieron a abrirse de par en par y el tañir de la campana de la Archicofradía sonó esta vez con más fuerza que nunca, como si fuera la primera vez. Pasamos, en las siguientes lineas, a resumir como se vivió en la Hermandad la Procesión de Paz y Caridad del año 2022, el Jueves Santo que las Hermandades -y toda la Cuenca nazarena- necesitábamos vivir.

Comenzamos nuestro repaso a lo acontecido en estos días con la puesta en andas. Este año la Archicofradía, de acuerdo con la Parroquia, decidió escalonar esta puesta en andas por días y tramos horarios correspondiendo a nuestra Hermandad el Lunes Santo. Igualmente, y debido a cuestiones de aforo y seguridad, se restringió el acceso mediante credencial. A las 15 h. un numeroso grupo de banceros se daba cita en la nave de andas de la Junta de Cofradías para trasladar todo lo necesario a la Parroquia. A la vez, de forma coordinada, varios hermanos hacían lo propio desde nuestra sede con el resto de útiles y enseres. Una vez en San Antón, se desarrollaron los trabajos necesarios para que el "Amarrao" quedase dispuesto de cara a Jueves Santo. Unas tareas que se llevaron a cabo sin incidentes y que finalizaban con una invitación por parte del Capataz de Banceros donde reinó el buen ambiente y la ilusión de, por fin, volver a desfilar en la tarde de Paz y Caridad.

Llegaba el día grande.

Ya el Jueves Santo, por la mañana, últimos retoques y preparativos en la Parroquia a cargo de cereros y Junta de Diputación y por la tarde la habitual medición de banceros y fotos para el recuerdo. Todo listo, nervios y rostros de tensión ante lo que íbamos a vivir minutos después. Don Ángel rezaba a las 16:25 h., y a continuación se abrían las puertas de la Parroquia para dar comienzo al desfile con la salida del Cristo de las Misericordias a los acordes del himno nacional. Tras la incorporación del paso de Jesús Orando en el Huerto, nuestro paso se situaba frente a la puerta y se colocaban los banzos, mientras en el exterior de la Parroquia se iban colocando la cabecera y el resto de enseres. Tras la salida de la imagen, se ubicaba también la Agrupación Musical Iniestense, que nos acompañó este año a la subida del desfile. "Mektub" fue la primera marcha que se interpretó, recordando tiempos pasados. Con ella, se cruzó el puente de San Antón mientras poco a poco se iban incorporando hermanos que hacían crecer nuestras filas de nazarenos. Especialmente destacable la gran cantidad de niños que, tanto tras el Guión como en las filas, desfilaron este Jueves Santo.

A la altura del Puente de la Trinidad, unos minutos de lluvia hicieron saltar las alarmas. Afortunadamente, todo quedó en un susto y la procesión siguió sin mayor sobresalto.

Tarde de recuerdos y emociones

La tarde iba a ser emotiva, se intuía desde el inicio y poco tardamos en confirmarlo. Al principio de Carretería el paso se giraba al balcón donde estaban los familiares de Paco Alarcón, quien fuera Secretario y Capataz de nuestra Hermandad mientras sonaba "Azotes de Pasión", dedicada a nuestra Hermandad en 2015. Apenas se avanzaban unos metros cuando de nuevo, y con esa misma marcha, se giraba el paso en memoria de nuestro Secretario Manuel Ruiz de Lara en un momento realmente emotivo para todos. El siguiente giro fue, al final de Carretería, en recuerdo de Carlos Millas, diseñador de la web oficial de la Hermandad, mientras sonaba "Amarrado a la Columna", del maestro Aguirre Belmar. Otro momento emotivo se vivía en la calle Las Torres, donde el paso fue girado en memoria de Francisco Serna, hermano fallecido hace unos meses.

Así se llegaba a la Puerta de Valencia donde se producía cambio de banceros, pasando los más altos a la parte trasera del mismo. Era momento de iniciar una subida que se hizo dura y que requirió de un gran esfuerzo de los banceros. Lo hicieron a los sones de "Cristo de la Luz", mientras que más adelante, por Solera, la Banda interpretaba "Puntal de Jueves Santo" en recuerdo de los Zafra... de Paco y de Edu, también en nuestra memoria. Se alcanzaban las curvas de la calle del Peso que banceros y capataz sortearon de forma espléndida mientras sonaba, en homenaje a nuestro escultor, "Marco Pérez ha muerto".

Nada más salir del Peso y afrontar Andrés de Cabrera, la Agrupación Musical Iniestense comenzó a interpretar "Caridad del Guadalquivir", en memoria de nuestro querido Manu. Era la marcha que él pidió en ese mismo punto, unos años atrás cuando fue Hermano Mayor. A ese emocionante momento siguieron después "Jerusalén" y "Nuestro Padre Jesús" que ayudaban a los banceros a alcanzar la Plaza Mayor, abarrotada como siempre, y que el "Amarrao" atravesó a paso lento y solemne hasta llegar a borriquetas acompañado de sus hermanos a los sones de "El Evangelista", a petición del Capataz.

Llegaba el momento del tradicional "gasto" del descanso a cargo de nuestros Hermanos Mayores fue, como es costumbre, en San Nicolás. 

Comenzando el descenso

El descenso se iniciaba sin dilación nada más llegar la Soledad del Puented, con la novedad de que la banda ahora acompañaba a la Hermandad de Jesús Orando en el Huerto. Tiradas largas que exigieron lo mejor de los banceros, numerosos nazarenos en las filas arropando al "Amarrao", buena temperatura y algo de retraso horario. Así se iba afrontando la bajada hasta llegar a San Felipe, donde el Coro del Conservatorio interpretaba el Miserere a nuestras sagradas imágenes. A continuación se avanzaba unos metros hasta girar el paso en la puerta de nuestra Sede, esta vez en memoria de todos los hermanos fallecidos a los largo de todos estos años. Fulgencio, Loli, Luis, Benjamín, Rafael y, por desgracia, varios más... Todos ellos presentes en esta tarde tan especial y emotiva.

Llegábamos a las curvas de la Audiencia. En la segunda de ellas, la Banda interpretaba de nuevo "Amarrado a la Columna". Gran detalle por su parte, y por la de nuestros hermanos del Huerto, gesto que se volvió a repetir al llegar a San Antón, acompañándonos por el puente con la marcha que el maestro Aguirre nos dedicara en 1978. Los banceros echaron el resto. Paso corto, decidido... como dejándose llevar por la cercanía del final.

El desfile llegaba a su fin. Guion y Estandartes, además de muchos nazarenos, despedían al Amarrao en la puerta de San Antón hasta el año próximo con la satisfacción de haber vivido un Jueves Santo único, memorable, para el recuerdo. Seguro que hay cosas a mejorar, pequeños detalles a pulir... pero lo más importante, en ese momento y tras lo vivido era, sin duda, haber podido desfilar y hacerlo con tantos hermanos en las filas.

El Sábado Santo, a las 9 h. tuvo lugar la quita de andas. De nuevo con gran número de banceros y hermanos ayudando, lo que hizo que apenas en una hora todo quedase listo en la Parroquia, dejando hueco al resto de Hermandades. Tras dejar todo ordenado en la nave de andas, tuvo lugar el tradicional almuerzo que sirvió para repasar anécdotas y momentos del desfile.

Desde estas líneas sólo nos resta agradecer a todos los hermanos que participaron en el desfile, así como a banceros, capataz, portainsignias, cereros, penitentes, Agrupación Musical Iniestense, Coro del Conservatorio, Archicofradía, Junta de Cofradías, prensa y todos aquellos que pusieron su granito de arena en esta tarde de paz y caridad para el recuerdo.

 
Nuestro agradecimiento, por último, a los hermanos que representaron a la Hermandad en las Procesiones del Santo Entierro y del Encuentro. Como suele ser habitual, una importante participación. También en las filas de nazarenos en la noche del Viernes Santo.

Por fin pudimos volver a vivir otra tarde de Jueves Santo que queda ya en nuestro recuerdo, mientras comenzamos a pensar en la del año que viene. El 6 de Abril de 2023 será, de nuevo, Jueves Santo.

 

Fotografías: Félix Serna, Álex M. Simón, Paco Gabaldón, Archivo de la Hermandad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario